helado de fresa

Helados

¡De los bien caseritos, los mejores!
Nosotras las alquimistas somos de la política «No lo comas si no lo puedes hacer en casa». Y por supuesto con los helados no hacemos excepciones! Ahora que abundan las frutas y con la ayuda de algunos moldes de helados geniales que se venden en tiendas de material culinario, puedes hacer tus deliciosos helados y aficionarte también a ellos.

Al final, con tan solo tres o máximo cuatro ingredientes, obtenemos lo que queremos: la satisfacción  de poder refrescarnos con algo delicioso a la par que saludable, y si tenéis peques todavía más razones para hacerlos sí o sí!! No es brutal que estén solo comiendo fruta y no la cantidad de aditivos y edulcorantes artificiales que abundan en los helados industriales? Así que preparar el congelador porque empieza la temporada y con estos no hay que cortarse!!

Para ello te aconsejo que siempre tengas plátanos (sin cascara) en tu congelador, ya que será la base de tu helado.

Los trituras (con una buena minipimer) junto con un poco de bebida de arroz (que es más dulce) y otra fruta de tu elección para ir cambiando sabores y colores. No dudes en preguntar y escribirnos si tienes dudas en relación a alguna receta, así como seguirnos en Instagram (si tienes cuenta) donde siempre vamos anunciando las publicaciones de nuevas recetas!

A continuación puedes ver la receta de los helados de fresas:

helado de fresaingredientes para 3 polos:

  • 1 plátano congelado
  • 200 ml de nata de coco
  • Medio vaso de bebida de arroz
  • 15 fresones grandes

Elaboración:

De los 15 fresones separamos 3 para con ellos decorar los polos con trocitos de fresas.

Quitamos el plátano del congelador y con una minipimer potente o con un procesador de alimentos lo trituramos junto a la nata de coco. La nata le aporta espesor y un sabor fresco a coco pero si no tienes puedes utilizar 1 vaso de bebida de arroz, que es una bebida vegetal bastante dulce. Reservamos.

Por otro lado trituramos las fresas con 1 cuchara sopera de sirope de agave y un chorrito de bebida de arroz, solamente la necesaria para que se puedan triturar mejor las fresas. Picamos en trocitos las tres fresas que hemos reservado al principio y las añadimos al final cuando estén en los moldes.

Rellenamos los moldes de los polos alternando los dos sabores y de este modo nos quedarán helados a dos colores. No nos olvidemos de colocar a cada polo su palito correspondiente! 

Espero que os gusten tanto como le gustan a nuestro pequeño alquimista que los devora, y si los hacéis ya sabéis que nos emociona saberlo!